Cercador de Didactàlia:

27 de maig 2013

En respuesta a la Falta de Ideas para salir de la Crisis

En el análisis histórico de esta entrada veo dos limitaciones en base a la elisión de tres factores fundamentales que, al no ser tenidos en cuenta, tienen como consecuencia, a mi entender, el autocumplimiento de la profecía de la confusión: 

1) La crisis ambiental no existía como factor en el siglo XX.

  Cuando se produce la crisis del 29 el modelo energético es el mismo que "estalla" en el 73 para consolidarse en los márgenes del mismo como "única alternativa". La confusión está cantada para el propio sector energético: Empresas Gasistas contra Megacorporaciones del Crudo. Pero al fin y al cabo todo sigue igual mientras el factor inicial de la "confusión", la profecía autocumplida de la "única alternativa" vaya del miedo nuclear a la destrucción pura y simple del territorio via fracking.

2) La revolución tecnológica no se ha acabado. La Tercera Revolución Industrial está pendiente.

En los años 30 se permitió la consolidación de la Segunda Revolución Industrial, pero en la Crisis del Petróleo no se tuvo en cuenta en la solución neoliberal, que basó su discurso en la defensa de la iniciativa privada cuando todo salió de un contexto de Planificación Política y Económica junto con el cambio de modelo organizativo: de Centralizado tomando como modelos a las Grandes Corporaciones a Distribuido en la Red indefinida e incontrolable; de Autoritario como las Dictaduras Latinoamericanas a Colaborativo como las Comunidades de Software y Hardware Libre; de Propietario a Abierto: Estandares contra Royalties...

3) La revolución política es un hecho: Gobierno Abierto es algo más que una marca.

  Es la Redefinición misma del concepto de Política: nueva concepción del Demos, así como el de Participación (la Ekklesía Permanente); nueva concepción del Bien Común (Política, Económica y Ambiental); y, por tanto, Nueva Concepción del Estado y la Administración: Todos los modelos preexistentes en crisis (Centralismo, Federalismo, Estado-Nación, Confederación por intereses económicos U.E. style...) se tienen que redefinir en Comunidades de Valores Comunes: la Nueva República Humana Global.

La Revolución Islandesa no se ha acabado, el 15M acaba de empezar a dar frutos (la Transparencia, la Vivienda Social, la Economía Social, junto con la Sanidad y Educación Públicos son temas políticos mal que les pese a los cada vez más desprestigiados neocones)... Los modelos del pasado (Neocapitalismo, Neocomunismo, TardoSocialDemocracia..., todos ellos trufados con Valores Asiáticos) siguen su Decadencia Políticosocial (+ Desigualdad w/ "Paraísos" Fiscales), Decadencia Económica (Viejos Dinosaurios + Jaurías de Lobos Yuppies incapaces todos ellos de salir del pozo sin implicar más desastres tipo Dakha. Todo al mismo tiempo que las impresoras 3D demuestran sus posibilidades día a día...); y Decadencia Ambiental (los resultados de las mediciones de CO2 y su correlación con el Sobrecalentamiento atmosférico y los "usuales fenómenos" climáticos inasumibles por cada vez menos gente, esp. las compañías de seguros). 

La Confusión se genera en la Inacción. La incapacidad de reaccionar ante los indicios de un nuevo mundo no exime de su responsabilidad a nadie. Tampoco ante los que reclaman Concreción a las Alternativas. ¿Qué concreción tuvo el New Deal en los primeros 30 o en Neoconismo thatcheriano en los 80? Declaraciones vagas que se unieron a la falta de relato verosímil para explicar nada se transformaron en motores ideológicos de nuevos consensos que se demostraron útiles en su contexto histórico: Derrota del Fascismo con la primera crisis citada; Derrota del "Socialismo Real" en la segunda.

Quien quería acabar la Historia en 1991 se confunde ahora con su continuación... Lo que ha fallado es precisamente ese relato que Mr. Fukuyama aparentemente daba por acabado. 

Por el contrario, los problemas insolubles obligan a replantear el comienzo de las Nuevas Eras en el Final de las mismas. 

1) El Problema Insoluble del Crecimiento Limitado: Se tiene que plantear el Decrecimiento con la recuperación de los Valores Humanos via el cambio ideológico que lidere el cambio tecnológico posible.

2) El Problema Insoluble de la "Crisis Fiscal": La creación de Valor de Cambio se supera con la inversión aventurada en tecnología o en su incautación por el Estado para la redistribución en la Sociedad, pero, también en la Elaboración del Conocimiento. El sistema de Universidades y Escuelas Privadas ha Privado al mundo del empuje tecnológico de programas públicos como la Carrera Espacial y/o ARPANET. Todo eso implica la Persecución Global de la Piratería Financiera (Tax Havens, Hedge Funds, SICAVs & tutti quanti). Los ejemplos históricos demuestran la viabilidad de esta posibilidad. No hay que remontarse al s. XVIII para ver a viejos estados absolutistas dando solución a algo que se había arrastado desde la Antiguedad Clásica. Ahora es posible e imprescindible hacer algo con esto. Aunque haya que cambiar el Sistema. Precisamente porque HAY QUE CAMBIAR EL SISTEMA.

3) La Glasnost acabó con el Imperio Soviético desde dentro. La demanda de Transparencia previa a la consolidación de la Participación Social en un Gobierno Abierto mina cada día la legitimidad del Sistema que ha basado todo su poder en el Control de la Información, en la Cibernética Centralizada (por definición) frente a la proliferación de muestras de su Incapacidad para evitar la Rebelión Tecnológica y Social. La supuesta falta de concreción de dicha Rebelión es la ausencia de criterios de análisis de la Realidad en el siglo XXI.

¿Qué indican las muestras de esa Rebelión: la Islandia de 2009, el 15M y sus múltiples variantes (PAH, 15MpaRato, Mareas...), la movilización social y autogestión económica de Grecia y Portugal, Wikileaks..., entre otras muchas variables? Que el lenguaje político ya no funciona con los términos de la época anterior, clausurada en una extenuante repetición de tautologías inviables en la práctica, tanto socialdemócratas como neocones. Transparencia, Responsabilidad Social y Corporativa, Trabajo Colaborativo, Bien Común, Estándares Abiertos... ¿En qué se parece esto a la terminología usada en el siglo XX y que sigue siendo cansinamente repetida como si nada hubiese cambiado por los "políticos trasnochados" en el poder o en la oposición?

Reconozcamos que no sabemos, o mejor, reconozcamos que tenemos que aprender. Antes de lanzarnos al vacío de la Depresión (la del 29, la de los 70-80, o esta misma del Excel), recapacitemos un poco y demos el primer paso de todo aprendiz. El cambio de actitud que tantos confundidos con el ruido mediático tienen que asumir para salir de la parálisis aniquiladora.

1 comentari:

Joaquim Bernà i Torres ha dit...

Afortunadamente hay intervenciones esperanzadoras en el debate iniciado.
Endavant doncs!

make PrestaShop themes